Proceso de blindaje para autos y camionetas

¿Cómo es el proceso de blindaje de autos y camionetas en venta?

 

Por lo general este proceso de blindaje demora entre 4 y 12 semanas, dependiendo del nivel de blindado que haya escogido el cliente debido a su riesgo o necesidad de protección.

 

Durante ese periodo las compañías de blindaje se encargan de desarmar casi por completo el coche o la camioneta del cliente para poder incorporarle la capa anti balas,  mejor conocida como protección balística, y finalmente se vuelven a incorporar las piezas en cada uno de sus respectivos lugares originales.

 

Pero también se le agregan los accesorios de seguridad que convertirán a la unidad en una fortaleza sobre ruedas 100% impenetrable, capaz de frenar ataques inesperados perpetrados con armas cortas, largas e inclusive con explosivos.

 

Se intenta que las piezas originales queden intactas conservando su origen.

 

¿Cuáles son las etapas del proceso de blindaje de un auto?

 

Etapa uno: Elaboración de inventario de entrada y desarme del vehículo

Durante esta fase se  enumera todos los detalles como el vehículo entra, para tenerlos en cuenta al momento de la entrega del mismo, luego se procede a desvestir el vehículo y se guardar todas las piezas originales debidamente empacadas.

 

 

Etapa dos: Se pasa el coche a la linea de producción. 

 

Las áreas del vehículo que deberán ser blindadas dependerán fundamentalmente del nivel de blindaje seleccionado por el cliente en función del riesgo percibido, pero las más comunes suelen ser las siguientes:

 

  • Techo
  • Postes
  • Puertas
  • Cristales
  • Pared de fuego
  • Batería
  • Tanque de gasolina
  • Aros run-flats

Estas partes son recubiertas con material balístico tales como las fibras arámidas y acero para garantizar que el coche sea 100% resistente a ataques perpetrados por la delincuencia común u organizada.

 

Etapa tres: Pintado

 

Durante esta fase se pintan todas aquellas partes o piezas que fueron modificadas en las etapas anteriores para que vuelvan a tener su apariencia original, perfecta e impecable.

 

Etapa cuatro: Armado

 

En este proceso se colocan los interiores en su lugar de origen, y se instalan los accesorios de seguridad dependiendo de lo solicitado por el cliente.

 

Etapa cinco:  Control de calidad

 

En esta etapa final se certifica que el vehículo funcione adecuadamente, que ningún testigo se encuentre prendido, que no haya filtración de agua, entrada de aire y que no tenga ruidos.

[space ]

®Risk Factor ↓

Teléfono: (55) 21233453

mlopez@norisk.mx

[space ]

 

También te puede interesar:

 

 

WhatsApp Habla con nosotros
Right Menu Icon