Mercedes-Benz es conocido mundialmente como un símbolo de automóviles lujosos y de alto rendimiento. Con una combinación de ingeniería alemana de calidad y artesanía experta, los vehículos Mercedes son populares por su durabilidad y tecnología de vanguardia. El mantenimiento de estos vehículos requiere equipos avanzados y una formación exhaustiva. A continuación, se muestran algunas piezas comunes que pueden reemplazarse para mejorar el rendimiento y reducir el riesgo de problemas futuros.

Piezas del sistema de encendido : La evaluación de las bujías puede producir una indicación del estado general del motor. Al inspeccionar las bujías, los técnicos pueden ayudar a determinar si existe un problema y si un cilindro en particular no funciona correctamente. Reemplazar los enchufes puede marcar la diferencia en el rendimiento de su Mercedes, y solo deben ser reemplazados por enchufes OE.

Filtro de aceite : Reemplazar el filtro de aceite es una tarea simple con implicaciones potencialmente grandes. Los filtros de aceite atrapan y retienen el hollín, el óxido y algunos otros contaminantes sólidos del aceite, lo que da como resultado un motor más limpio y eficiente.

Filtro de aire : Los filtros de aire de su Mercedes atrapan la suciedad y otras partículas en el aire, protegen los carburadores de los vehículos más antiguos y evitan la obstrucción de las purgas de aire y los surtidores de medición. En modelos posteriores, los filtros de aire también protegen los inyectores de combustible. Un filtro de aire obstruido o sucio privará al motor del flujo de aire adecuado, lo que resultará en una reducción significativa del rendimiento.

Filtro de combustible : Los contaminantes del sistema de combustible pueden obstruir las rejillas de entrada del inyector si no quedan atrapados por el filtro. Si el vehículo funciona durante demasiado tiempo usando el mismo filtro de combustible, eventualmente el flujo de combustible al motor se restringirá, lo que significa una pérdida de potencia y potencialmente estancamiento y dificultad de arranque.

Filtro de la transmisión: El buen funcionamiento de la transmisión en los vehículos Mercedes es vital para la salud continua del tren motriz y para mantener la conducción suave y cómoda por la que se conoce a Mercedes. Cuando el filtro de la transmisión se obstruye, puede resultar en un deslizamiento de la transmisión, problemas de engranaje y vacilación. Para extender la vida útil de la transmisión automática, este filtro debe reemplazarse regularmente.

Sensores de oxígeno (O2) : El sensor de oxígeno sirve para controlar el nivel de oxígeno del escape, lo que permite que la computadora ajuste la mezcla de aire / combustible para ayudar a reducir las emisiones y el consumo de combustible. Con el tiempo, un sensor de O2 obstruido no podrá responder correctamente a los cambios en la mezcla de aire / combustible. El deterioro de los sensores de oxígeno es gradual, por lo que los síntomas pueden no ser obvios al principio. El sensor de oxígeno debe reemplazarse para restaurar el rendimiento óptimo del motor.

Llantas: Muchas personas no se dan cuenta de que las llantas juegan un papel importante en la seguridad, longevidad, economía de combustible y desempeño de su vehículo. Debe comprobar la presión de aire en sus neumáticos cada vez que se detiene a repostar. Visite a su mecánico para que le roten y balanceen las llantas cada seis meses.

Niveles de líquido: Debe controlar mensualmente todos los niveles de líquido, incluidos los líquidos de la transmisión, el aceite, los refrigerantes, las lavadoras y la dirección asistida.

El mantenimiento adecuado de su Mercedes garantizará que funcione en las mejores condiciones durante muchos años. Proteja su inversión trabajando con un mecánico altamente capacitado que esté capacitado en los requisitos específicos de los motores.

Habla con nosotros
COTIZADOR DE BLINDAJE